f IPA COMPLIANCE - LEY N°20.393

Ley N°20.393

La Ley N°20.393, sobre Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas publicada con fecha 02 de diciembre del año 2009, como requisito sine qua non para que Chile pudiera llegar a ser miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), cambio las reglas del juego en materia de responsabilidad penal de las Personas Jurídicas, puesto que a partir de ese momento, no sólo serían legitimarios pasivos y objeto de acciones penales los representantes de ellas, sino que las mismas Entidades, con penas que podrían consistir entre otras, en la disolución o la prohibición de celebrar contratos con el Estado.


El anterior cambio, se ajustó a la práctica actual de países desarrollados e importó elevar los estándares exigidos a las Personas Jurídicas en materia de prevención, detección y respuesta frente a los riesgos de cometer los delitos contemplados en la Ley, que en la actualidad suma 12 delitos: Lavado de Activos, Financiamiento del Terrorismo, Cohecho, Receptación, Negociación Incompatible, Cohecho Privado, Apropiación Indebida, Administración Desleal, Contaminación de Aguas, Actividades Ilegales sobre Productos Vedados, Actividades ilegales sobre el lecho marino y Actividades Ilegales respecto de Productos Sobreexplotados. Los últimos ocho delitos, se incorporaron en noviembre de 2018 y enero de 2019, lo que demuestra que el abanico de delitos seguirá aumentando rápidamente en el tiempo.


La misma Ley estableció en su artículo 4° los requisitos mínimos que deben cumplir los modelos o sistemas para prevenir estos delitos, en cuanto a su diseño e implementación, entre ellos nombrar a un Encargado de Prevención de Delitos, Otorgar Medios y Facultades al EPD, establecer procedimientos y la supervisión del mismo. La misma Ley establece la posibilidad de Certificar el Modelo por una Entidad habilitada, como es el caso de IPA COMPLIANCE.


Tener un Modelo de Prevención de Delitos Certificado ya no es un lujo ya que Los Stakeholders y diversos actores actuales exigen un mayor compromiso por parte de las Entidades e Instituciones con las buenas prácticas y la prevención de la corrupción, de tal forma que es indispensable que al interior de las mismas, se promueva no sólo el cumplimiento de la Ley sino que el actuar ético y una cultura de cumplimiento o compliance. Lo anterior, contribuirá a sumar valor a la firma y a resguardar el mayor activo que tienen: Su Reputación.

IPA COMPLIANCE como socio estratégico puede contribuir sustancialmente a que su organización cumpla con dicho objetivo.